Chicalista

La vida es un caos. Necesita listas.

Once de las muchas cosas que puedo hacer de lunes a viernes

A Fuego Negro en The Table By 4 ©Pablo Gómez-Ogando

Imagen: Pablo Gómez-Ogando

Visitar Donosti sin moverme de mi barrio. Llega el cuarto ejercicio de estilo de The Table by. En esta ocasión el restaurante vasco, un gastrotótem, se convierte en un bar de pintxos, que es casi un tótem d, A Fuego Negro. Los domingos habrá vermú y los que prefieran comer sentados lo podrán hacer en el comedor. De nuevo, lo han vuelto a hacer bien.

Cenar pad thai en Tuk Tuk. Y en lunes. Tuk Tuk es pequeño, algo ruidoso, muy informal y ofrece comida callejera asiática. Dame un poco de cilantro, cúrcuma, jengibre y lima y moveré el mundo. O al menos, moveré cualquier cita de mi Gmail Calendar para sentarme a comerlas.

Hacer Face Time con la petite Juliette. Preguntarle si tiene ganas de verme y que diga que no moviendo la cabeza, pero que luego me tire besos y babosee la pantalla con sus 18 meses y yo bendiga la tecnología.

Leer revistas sin parar: amo el formato revista. Muy desastroso tiene que ser el día para que no me lo alivien unas páginas grapadas. No tengo prisa por leerlas, pueden durarme semanas : la actualidad la resuelvo por otras vías. Me gusta que me entretengan y me activen. Esta semana he leído, entre tantas, el nuevo Harper´s Bazaar, Link, el último número de Matador, de Le Monde d´ Hermès y tengo pendiente el debut de Tapas, Las tengo desperdigadas por toda la casa. Una vez me despisté y guardé una en el frigorífico.

 FullSizeRender (3)

No comprarme unos vaqueros. Porque no los encuentro. Porque no me quedan bien. Porque si me quedan bien pienso que ya tengo varios. Porque si no me quedan bien salgo enfadada del probador. Porque me cansa probármelos. Porque comprarse vaqueros es una de las pruebas que nos manda el destino para probar nuestra paciencia.

Pasar la tarde en una clínica. Pero en una de esas a las que sí queremos ir. Una de esas en las que quieres tumbarte en una cmilla y entras queriendo y no te quieres ir. Mi clínica del martes fue la Clínica IO; allí en horizontal, me hicieron un tratamiento facial flash con punta de diamante e INDIBA; esta máquina con nombre de diosa de alguna mitología extraña es ya un clásico de la aparatología cosmética. Trabaja con radiofrecuencia para mejorar la firmeza, hidratación y luminosidad. El efecto es….(pasemos al siguiente punto)

Desafiar a las dietas convencionales. “Qué te has hecho en la cara: parece que tienes 18 años” Esto es verbatim. Camino a mi cena del martes esta frase me llegó como un regalo. Hace muchos muchos años que no tengo 18 años. El martes cené en Caripén todo lo que supuestamente no se debe: mantequilla, pan, pizza, mejillones con crema y vino. Todo junto y rodeada de mujeres a las que admiro mucho. Esa sí que es una gran dieta que no pienso dejar de practicar.

FullSizeRender (1)

Conocer perfumes inspirados en poemas de Shakespeare y en aviadores que cruzaron el océano cuando nadie lo hacía. Soy una obsesa de los aromas/olores/fragancias. En otra vida sería perfumista: una señora seria con una bata blanca. Ahora me conformo con seguir el rastro de las personas y las cosas gracias a mi olfato superdesarrollado. Uno de los perfumes que uso es Atkinsons Triple Extract y, como no soy de conformarme con nada, quise conocer los nuevos perfumes de esta casa inglesa de 1799. Se llama The Legendary Collection y reinterpreta tres clásicos de la casa; son tres: Love in Idleness, Amber Empire y The Excelsior Bouquet. Aromas de té, de violeta y hasta de metales. Una locura olfativa muy british: elegante pero excñentrica. Ya que no puedo ser perfumista quiero ser de las que ponen nombre a los perfumes.

Captura de pantalla 2015-03-06 a la(s) 13.20.37

Estrenar gafas. Me han regalado unas Persol de la edición Type Writer, inspiradas en una máquina de escribir. Quizás nunca me hubiera comprado un modelo así, pero lo vi, lo toqué, me lo pusé y me enamoré. Ya no tengo que guiñar los ojos bajo el sol. 

FullSizeRender (2)

No practicar el Binge Watching. No hago maratones de series. Mi límite son tres de media hora (sí, Girls) o dos de las largas (sí, The Goog Wife) o una de las muy largas (El Ministerio del Tiempo).  No pienso encerrarme a liquidar House of Cards de una sentada. Tengo un límite en el tiempo que puedo dedicar al día a la ficción. me gusta dosificar las series. Otros temas, nada de nada.

Meter en una mochila algo para escaparme al campo.  Continuará

Anuncios

Un comentario el “Once de las muchas cosas que puedo hacer de lunes a viernes

  1. Prima
    marzo 7, 2015

    Ah, pillina, que sí ves El Ministerio del Tiempo… Y yo que pensaba que te tendría que convencer!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el marzo 6, 2015 por en Uncategorized.
A %d blogueros les gusta esto: