Chicalista

La vida es un caos. Necesita listas.

10 razones por las que idolatro a Hermès

1. El humor, oh, el humor. No hay ni pizca de gravedad en Hermès (sí de seriedad) y eso es adorable. Trabajan como si fueran niños que juegan en el parque con un globo. Inventan colores, forran hipopótamos de piel de avestruz para sus escaparates y construyen bolsos en forma de manzana para quien necesita tomar una al día.

2. La creatividad y la artesanía, cuando se unen, son revolucionarias. Hace cien años, ahora y dentro de cien más.

3. Es imprevisible. Hermès, una firma venerable, se atrevió con una web con ilustraciones juguetonas antes que nadie. Y no perdió ni un punto de respeto.

4. Inventó el Petit H, un laboratorio regala una segunda vida a las pieles descartada en forma de objetos.. Y qué objetos. Y qué pieles. Y qué lugar (físico y mental) este Petit H.

5. Su tienda del Hotel Lutetia de Paris es una de mis tiendas favoritas del mundo. Y los dioses saben que he visto muchas. La Maison Hermès que Renzo Piano construyó en Tokio tiene un pequeño museo de miniaturas por el que se justifica un viaje a Japon. Cómo me gusta soltar estas boutades.

6. Está por encima del Kelly y el Birkin, dos bolsos que algunos han intentado convertir en símbolos de la marca. Hermès es mucho más que sus listas de espera. De hecho, y esto es una bravuconería, creo que estos dos objetos han hecho daño a muchas décadas de creatividad.

7. Porque, en realidad, promueve un lujo en voz baja. Porque para esta casa, lo lujoso es lo que se puede arreglar y ese me parece una brutal declaración de intenciones aplicable a muchos aspectos de la vida.

8. Mantiene su posicionamiento sin temor a cantos de sirenas. Sabemos como suenan esos cantos de sirenas. Ser fiel a uno mismo es cansado pero hermoso.

9. Por sus escaparates, tan locos. Algo así solo puede salir de alguien mundano, que bate y agita sus referencias, con la retina llena, de alguien como Leila Menchari.

10. Por imaginar exposiciones como Esencia del Cuero, con tantas capas de información, con un montaje mejor que el de muchos museos de esos que arrastran colas. Esta exposición se puede ver (padres, abuelos, niños, primas, amigos), hasta el 13 de octubre en el Palacio de Cibeles de Madrid. Algo bueno hemos debido hacer para merecer esto.

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:12.0pt;
font-family:Cambria;
mso-ascii-font-family:Cambria;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Cambria;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el septiembre 30, 2013 por en Uncategorized.
A %d blogueros les gusta esto: