Chicalista

La vida es un caos. Necesita listas.

Cosas que llegaron a mi vida en 2011 (I)

 

1. El IPhone. Sí, con lo early adopter que soy en otros productos por ejemplo, cepillos de dientes, qué lenta soy en  tecnología. Pero como también soy excesiva, en menos de cuatro meses he tenido el iPhone 4 y el 4S. ¿ Qué puedo decir que no sepáis ni entendáis? Ayy (suspiro de enamorada)…

2. The West Wing. En la categoría “Series” también soy lenta. Hago caso a pocas personas y, dependiendo de los libros que tenga junto a la cama, le dedico más o menos tiempo. Pero este año ha sido mítico. Han llegado a mi vida el presidente Bartlet y sus chicos. He hecho un Master en liderazgo, gestión de equipos, manejo de crisis, comunicación institucional, utopía, guión…. El tiempo que he dedicado a The West Wing ha sido de emoción total. Entiendo por qué el idioma inglés tiene adjetivos como mindblowing y grondbreaking. Ellos hacen ficción que te revienta la cabeza y que rompe todos los cimientos.

3. Decir que no. Ha costado casi cuarenta años, pero al fin lo he conseguido. No a trabajos demasiado alimenticios, y aquí me acuerdo de Alejandro de la Sota y su “pues se come menos!”. No a viajes que no quieres hacer, gente a la que no quieres ver, fiestas a las que no quieres ir, teléfonos que no quieres marcar, palabras que no quieres decir. Un puñado de “No” sutiles, envueltos en excusas, elegantemente hipócritas. A su lado, los “Sí” son más “Sí”.

4. La quiropráctica. Ha llegado para quedarse. Los quiroprácticos en general y Gonzalo Vidal en particular están aquí para que mi espalda se comporte, para que no me de sustos, para que nada roce mi sistema nervioso y para reconfirmarme que todo está conectado.

5. Nuevas revistas. Me gustan en la cocina, en el baño, en los pies de la cama, dentro del bolso, en el bolsillo de la maleta. Este año he descubierto maravillas como The Gentlewoman o Little White Lies. La revista en papel cobra fuerza como fetiche. Por supuesto que no van a morir. Ya me encargaré yo, y otros muchos, de que no ocurra. Los que dicen eso no han estado nunca al borde de una piscina,  comentando el Hola! con amigos, mientras el agua del pelo mojado cae sobre una foto de Carolina de Mónaco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en diciembre 18, 2011 por en Uncategorized y etiquetada con , , .
A %d blogueros les gusta esto: