Chicalista

La vida es un caos. Necesita listas.

Siete de mis revistas imprescindibles

Sin orden de preferencia

Hola. ¿Hay algo mejor que una tarde de piscina con amigos y el Hola? Sí, que esa semana se haya habido una boda real y la revista despliegue su artillería pesada. Yo he aprendido mucho con el Hola!, sobre todo Historia de Europa y España. Supe que era adulta el día que pagué con mi dinero mis lentillas, mi factura de luz y mi propio Hola!. No siempre lo compro, pero siempre lo leo. Hubo una época en que lo hacía a escondidas. Qué tonta. Impagable Hola!

Vanity Fair. Qué pesada soy con lo que me gusta… Lo primero que hice cuando me mudé a USA fue suscribirme, y aún no tenía dirección fija, me lo mandaban a la universidad. Adoro a Dominick Dunne, la sección Fanfair, las cartas al director, Scandal ( estas socialites desnutridas asesinadas en sus granjas de Connecticut..), el cuestionario de Proust de la última página y sus alucinantes reportajes y portadas. La revista es como un epidodio de los Soprano: cuando termina siempre me pregunto: “cómo diablos son capaces de hacer esto con esta frecuencia?”. El mejor periodismo del mundo.


Catálogo de Ikea. Modélico en diseño y en promoción de estilos de vida. Aspiracional sin hacerte sentir desgraciada, inspirador, ambicioso, imaginativo. Cuando lo reparten se lo quito a los vecinos para hacerme con varios ejemplares. Una lovemark en sí misma

Vogue USA: No aguanto el siguiente comentario sobre una revista: ” vaya, si es todo publicidad, si no hay nada que leer…” Pues cómprate Las Benévolas, baby. Y aprende a distinguir: en Vogue hay poco que leer ( André Leon Talley, en todo caso) y mucho que mirar. Sé que el americano ha devenido en un cruce entre People y catálogo de gran almacén, pero la factura es taaaan increíble y el uso del lenguaje taaan divertido, que me rindo.

Vogue Paris Más aburrido pero más libro de texto, y como yo siempre he sido una miope empollona…


Intelligent Life. Es la revista de The Economist. Las que consigo las guardo, y ese es el mayor honor que puedo rendir a una revista. Qué bien escrita y qué bien diseñada. ¿Y si mando el curriculum y me dedico, por fin, a una de las 100 cosas que siempre he querido: escribir por encargo?

The New Yorker. Podría decir que la leo entera y así haceme la interesante, pero no, sólo veo la portada, leo la crítica de cine y los cartoons. Míticos cartoons. Leí uno el otro día en el que tres amigos cenaban en un restaurante y uno decía: “Busco una chica que no se preocupe si pilla unos kilos de más. Pero que no los tenga”. Os aseguro que en inglés era perfecto.

Anuncios

3 comentarios el “Siete de mis revistas imprescindibles

  1. Prima
    junio 1, 2008

    ¿Ninguna de viajes? Hummm… Las he echado en falta.

  2. lifeonmars
    junio 3, 2008

    ¡Cómo me gusta esa portada del Vogue francés, por dios!
    ¿Sabes que la mía la tengo enmarcada y todo? ;-))
    Ya la verás.

    Coincido plenamente en lo de Vanity Fair, y en el Vogue USA y francés (por los mismos motivos). Con lo del Hola y el catálogo de Ikea no coincido tanto.
    Y el Intelligent life no la conocía, pero ya la buscaré. Porque yo también quiero ser un poquito más inteligente cada día…

    Yo también incorporaría el Arena Homme +, que forma parte importante de mi vida. Pero, bueno, yo soy chico, y ya se sabe…

    Besos

  3. David L.
    junio 7, 2008

    Yo suelo leer Vanidad, Tendencias, Fotogramas y Psicologies. La que más me gusta es Tendencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el junio 1, 2008 por en Uncategorized.
A %d blogueros les gusta esto: